Actualitat‎ > ‎Notícies TEKNON‎ > ‎

FELICES FIESTAS - de 2014 a 2015

BALANCE DE 2014


El 2014, primer año de gestión del grupo, nos deja con un amargo sabor de boca. Con impotencia hemos tenido que decir adiós a muchos de nuestros compañeros/as, para los que estas navidades seguro que no han sido como desearon a primeros de año. Despidos injustos, abaratados por una legislación que avala la vulneración de otro más, de esos derechos fundamentales humanos que se supone que tenemos garantizados, menuda pantomima.

 

El panorama social para 2015 se augura desolador, los telediarios y periódicos siguen, a pesar de los brotes verdes, hablando de corrupción, paro, desahucios, recortes en sanidad y educación, el aumento de tasas universitarias y la reducción en becas, el independentismo y la republica, el aumento de la factura de la luz y eso… y duplicar el IVA sanitario, que este año nos da de lleno! …desde el 1 enero todo el material que utilizamos pasa de un 10% a un 21% de IVA. Es cierto, que no sale directamente de nuestros bolsillos, pero si un montón de teatros y salas de cine tuvieron que cerrar con el aumento del IVA cultural… ¿tendremos nosotros que traernos los termómetros de casa, como hacen en algunos centros de la pública? ¿se restringirá el uso de guantes y fungibles varios, como en algunas residencias privadas? o ¿veremos aumentar, como cada año en nuestra casa, las cargas de trabajo y las carencias de personal?

 


EL SECTOR DE LA SANIDAD PRIVADA


Lo más curioso sin duda, es que tras la paliza a la sanidad pública; la privada no deja de comprarse y venderse. Así, importantes grupos nacionales y extranjeros se muestran abiertamente dispuestos a apostar por nuestro país, mientras sigue creciendo el interés del capital riesgo, que ha protagonizado algunas adquisiciones y también desinversiones. En definitiva, sigue dibujándose un nuevo mapa sociosanitario, en el que una dimensión mínima se hace cada vez más imprescindible para poder competir, también en el sector geriátrico.

Pero recordemos, aquellos que hemos vivido de cerca y que ha sido la operación más importante que han protagonizado los dos grupos líderes del sector hospitalario, Quirón e IDCsalud, que el pasado julio anunciaban su integración, consolidándose como primer grupo empresarial sanitario de nuestro país y uno de los cinco primeros de Europa, con una facturación anual euromillonaria y 42 hospitales operativos. La operación, que deja a la inversora CVC con la mayoría del capital (la familia Cordón y el equipo directivo de IDCsalud encabezado por Víctor Madera codirigirán el nuevo grupo resultante) se anunciaba después de que ambos grupos llevaran a cabo durante los últimos dos años importantes adquisiciones, como el Centro Médico Teknon, en el caso de Quirón, o la madrileña Clínica la Luz y la barcelonesa Clínica del Pilar, adquiridas por IDCsalud en el último trimestre de 2013. A pesar de ser  una de las fusiones más cuestionada por las autoridades europeas de la competencia, que en octubre, aprobaron sin restricciones, lo que advirtieron como prácticamente un oligopolio en el sector.


Leer más: El sector sanitario y geriátrico augura nuevos movimientos en 2015

 

Para los que nos perdemos entre tantas inversiones multimillonarias, nos quedaremos con lo importante, el cambio de rol de las aseguradoras sin centros propios, que dejan de controlar el sector y el precio de las pólizas, para ponerse a disposición de los grandes grupos hospitalarios, que partirán y repartirán para conseguir el máximo beneficio, esperemos que no lo hagan a costa de la salud de los usuarios. Ni tampoco de los trabajadores.


 

CENTRO MÉDICO TEKNON


La supuesta unificación de prestaciones al resto del grupo nos sumió en un proceso de Quirón-ización, mediante el que básicamente, se han cargado todo aquello que nos distinguía y que durante 20 años había sido el eje principal de la gestión anterior, a los que no les fue mal del todo, debe ser porque antes aún había un mercado mínimamente competitivo, del cual nos alejamos cada vez más.


[40 hospitales, 30 centros sanitarios, 6 centros residenciales y 1 instituto de investigación; esto suma 6.200 camas, más de 17.000 empleados y otros 8.000 colaboradores médicos, repartidos en 12 regiones, solo 7 en Barcelona…]


Y si las modificaciones organizativas son cuestionables en fondo, en forma han sido lamentables, casi un 5% de la plantilla suman los despidos, objetivos, sin motivos aparentes, informalmente justificados por cuestiones organizativas y productivas, cuando por otro lado se está contratando gente de las mismas categorías y modificando horarios, de los que se cuestiona que aboguen por la productividad. Cambios improvisados, que hemos vivido como un caos, el trabajo de nuestros compañeros ha tenido que asumirse por el resto del personal: auxiliares haciendo de administrativas, enfermeras haciendo de camareras y un largo etc. que se suma a un organigrama de lo más aplanado, que aumenta en mandos intermedios que con dirección de enfermería, son incapaces de prevenir situaciones que se traducen en cargas de trabajo del personal… quizás una óptima elaboración de protocolos, unificación de circuitos entre los servicios, el compromiso por la información y el interés por una gestión justa, mejoraría bastante el trabajo de todas y todos.



CONSULTORIOS MÉDICOS EN CAMPUS TEKNON


Hay un descontento generalizado, por un lado está el cambio radical que ha sufrido Teknon, en prestaciones e incluso status, con el que nuestros médicos venden su profesionalidad a nuestros pacientes, que se han recortado drásticamente de un día para otro, sin preaviso formal. Por otro lado, el encarecimiento de precios y las diversas problemáticas en las relaciones con algunas mutuas. Algunos médicos han empezado a operan en otros centros y otros se quejan de la competencia desleal, que suponen algunas cirugías low cost dentro del mismo grupo.

Tras la aprobación de la fusión, recientemente, se produjo una reunión entre los nuevos dueños y el personal facultativo, en la que se pretendía calmar un poco los ánimos y escuchar a las partes, la valoración no resultaba del todo negativa y se insinuaba la posibilidad de des-Quirón-izarTeknon. ¡Veremos!